Un enfoque científico de los efectos de intercambios juveniles
June 18, 2016 17:05

Guste Saduikyte se fue en 2007 con YFU de Lituania a Finlandia por un año. Aunque los países esten a dos pasos, su intercambio la llevó muy lejos. Actualmente vive en Reino Unido trabajando en el mundo universitario. Su experiencia de intercambio le afectó tanto, que dedicó su disertación a investigar el rol de intercambios juveniles para mejorar la cooperación intercultural. Para su investigación hizo una encuesta entre antiguas participantes de intercambio, que hubieran hecho un intercambio entre cinco y ocho años atras. La meta fue saber cómo los jóvenes se habían desarrollado después de su intercambio y que les había enseñado esta experiencia.


El resultado de la investigación confirma, que los participantes de un intercambio mejoran sus capacidades interculturales – pero además la experiencia en el extranjero parece haber afectado significativamente a su personalidad y sus elecciones futuras. Según su disertación las habilidades interculturales se manifiestan de muchas maneras, algunas se desarrollan directamente en el intercambio, como los conocimientos lingüísticos, otras se desarrollan después del intercambio a medio y largo plazo, por ejemplo características como adaptabilidad, conciencia cultural e incluso cambios profundos en la personalidad. Todos y cada uno de los participantes declaro haber perdido sus miedos y prejuicios ante las diferencias, ganado en seguridad e independencia, poder adaptarse mejor a nuevas situaciones y entender su propia cultura. Todo esto se refleja en unas citas de las entrevistas:

“El año me ayudó a ver a otros como individuos sin clasificarlos según su origen.”

“En casa me sentía cómodo con lo que me rodeaba. En el extranjero estaba obligado a adaptarme, ser más flexible para encontrar amigos y llevarme bien con la familia anfitriona”

“Mi intercambio me ha dado muchas ansias por viajar y experimentar otras culturas – no solamente de fuera, pero descubrirlas de dentro."

Otra observación impresionante fue, que aparentemente la movilidad conduce a más movilidad: en el momento de la entrevista los ochos antiguos estudiantes entrevistados vivían en países que no eran su país de origen por motivos de trabajo, estudios o personales.

¿Y como afecta todo esto a la cooperación europea? Según Guste, el cambio de una persona, cambia poco a poco la realidad de nuestra sociedad, hacerla más abierta ante otras culturas y mejorar nuestra cooperación.

Compartir